Retenciones, percepciones y detracciones

Muchas veces el empresario se topa con estos términos, en una reunión con otros empresarios o en los medios de comunicación, es momento de ir entendiendo las retenciones, percepciones y detracciones.

Hasta hace poco más de quince años no existían las retenciones, las percepciones y las detracciones. No sólo fueron creadas con el propósito de recaudar sino también de cruzar información. Lo anterior se vio facilitado con el desarrollo de las tecnologías de información.

Veamos cada concepto.

Percepciones

Constituye un sistema de pago adelantado del Impuesto General a las Ventas. El Agente de Percepción (vendedor o Administración Tributaria) percibe del importe de una venta o importación un porcentaje adicional. Éste tendrá que ser cancelado por el cliente o importador quien no podrá oponerse a dicho cobro.

El cliente o importador a quien se le efectúa la percepción, podrá deducir del IGV que mensualmente determine, las percepciones que le hubieran efectuado hasta el último día del período al que corresponda la declaración.

Asimismo de contar con saldo a favor podrá arrastrarlos a períodos siguientes, pudiendo compensarlos con otra deuda tributaria, o solicitar su devolución si hubiera mantenido un monto no aplicado por un plazo no menor de tres (3) períodos consecutivos.

El porcentaje de percepción va desde el 0.5% hasta el 10% según sea el concepto de la operación y el Agente de Percepción hace entrega a su cliente de un Comprobante de Percepción.

Retenciones

Es el régimen por el cual, los sujetos designados por la SUNAT como Agentes de Retención deberán retener parte del Impuesto General a las Ventas (IGV) que les corresponde pagar a sus proveedores, para su posterior entrega al fisco, según la fecha de vencimiento de sus obligaciones tributarias.

Los proveedores (vendedores, prestadores de servicios o constructores) se encuentran obligados a soportar la retención, pudiendo deducir los montos que se les hubieran retenido contra el IGV que les corresponda pagar, o en su caso, solicitar su devolución.

Cabe indicar que el importe total de la operación gravada, es la suma total que queda obligado a pagar el adquiriente, usuario del servicio o quien encarga la construcción, incluidos los tributos que graven la operación, inclusive el IGV.

La tasa actual de retención es del 3% y por la retención efectuada el Agente de Retención entrega a su proveedor un Comprobante de Retención.

 Detracciones

El adquirente del bien o usuario del servicio sujeto al sistema, debe restar un porcentaje del precio de venta.  Éste será depositado en una cuenta del Banco de la Nación, a nombre del proveedor del bien o prestador del servicio.

El sistema de detracciones se aplica a las siguientes operaciones:

  • La venta interna de bienes y prestación de servicios
  • Servicio de transporte de bienes por vía terrestre
  • Servicio de transporte público de pasajeros realizado por vía terrestre
  • Operaciones sujetas al IVAP (Impuesto a la Venta de Arroz Pilado)

Diferencias entre los sistemas

Cómo se podrá apreciar para el caso de Retenciones y Percepciones deberá existir un Agente . El Agente es un contribuyente elegido por SUNAT. Por lo anterior se afirma que ambos sistemas son subjetivos ya que dependen de un sujeto. La diferencia entre ambas es que para el caso de las Retenciones el Agente es un cliente quien sólo cancela una parte de la operación a su proveedor, otorgando por aquella parte no cancelada un comprobante.

En cambio para el caso de las Percepciones, el Agente es un proveedor que no sólo le cobra el valor de la operación a su cliente sino también un porcentaje adicional por el cual entrega también un comprobante.

Por lo general los Agentes de Retención son grandes clientes, como por ejemplo las cadenas retail cuyos proveedores son igual de grandes o mas pequeños. En cambio los Agentes de Percepción son grandes proveedores. Por ejemplo fábricas que le venden a una cadena de distribuidores.

Las Detracciones son objetivas, el sistema no contempla un contribuyente escogido por SUNAT para efectuar la detracción. No existe un agente de detracción. Si la operación está sujeta a detracción entonces el cliente afectará al pago el porcentaje correspondiente. Por lo anterior entregará una Constancia de Depósito al proveedor. La Detracción se parece a la Retención ya que el cliente no le efectúa el pago completo a su proveedor.

Finalmente, podría decirse que las Percepciones son también objetivas ya que están dirigidas sólo a un listado de bienes

Artículos relacionados